Radio online

fondo radio

 

PREMIO DERECHOS HUMANOS 2014 A RADIOPOLIS

 

 

 

 

 

Os dejamos con el emocionante texto que leyó la periodista Consuelo Gutíerrez González, integrante de la Apdha Sevilla, momentos antes de entregarnos el pasado viernes, el premio a la Defensa de los Derechos Humanos a Radiopolis, del cual nos sentimos, muy orgullosos:


           
Desde hace varios años esta Asociación premia en nuestra fiesta, que coincide con la del aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, a aquellas organizaciones que se han distinguido por la defensa de los derechos que dotan a las personas de una vida digna. 


             El premio se ha concedido en esta ocasión a la emisora “Radiópolis”. Y por si alguien tuviera duda de cuáles son los méritos de la misma o las razones que nos han inducido a otorgarlo, aquí van algunas:


            Es sabido que entre los derechos humanos se encuentran los de la libertad de expresión, de conciencia, el derecho a recibir una información veraz, o el derecho a la participación en la vida política y social de la comunidad. Con todos ellos cumple de manera sobrada esta emisora participativa creada hace más de 8 años y que ha sobrevivido, contra viento y marea, esto es, sin apenas ayuda y a veces con la oposición de los distintos poderes públicos a su misma existencia. Su capacidad de sobrevivir a la adversidad es ya un mérito, pero obviamente no es el único ni el mayor.

Entre sus valores fundamentales se encuentran el de dar cabida en sus espacios a una variadísima gama de asociaciones que representan a esa parte de la ciudadanía más abandonada por los llamados poderes públicos, y por los medios de comunicación tanto públicos como privados. Y no es mérito menor que lleven a cabo sus emisiones con una gran precariedad, sobriedad material que no merma su dignidad y que suple la escasez de medios con el derroche de solidaridad, y el trabajo voluntario de cuantos participan de esta hermosa tarea.

Cuando casi todos los medios de comunicación están en manos de grandes grupos empresariales, unidos a su vez a las principales fuerzas políticas cumpliendo el papel de voceros y propagandistas de los intereses de ambos, y dejando sólo pequeños espacios a su función primordial de servicio a la ciudadanía; cobra especial relevancia el papel de emisoras como Radiópolis que da voz, desde los propios ciudadanos, a sus intereses, sus preocupaciones y sus sueños de manera cotidiana, más allá de una noticia cuando se celebra el día de- y aquí pongan lo que quieran, los enfermos de parkinson, los sin techo, los presos…. Que conecta otras maneras de entender la cultura, el urbanismo o la economía, más allá del neoliberalismo oficial que se vende sin pudor como dogma y arrasa con todos y con todo, en beneficio de unos pocos.

De entender la economía digo, como formas posibles de organizar los bienes para que sirvan a la mayoría; de contar los problemas y los logros de los barrios olvidados, donde los medios convencionales llegan sólo para contar el suceso de la crónica policial, colocando a sus vecinos -por omisión- en la categoría de delincuentes, sin acercarse, más allá de la anécdota, a sus creaciones, sus anhelos y a la riqueza diaria de su vida. De mostrar la cultura viva de la calle como se entiende y se siente en la calle. En definitiva, otras maneras de ver y contar el mundo, otro mundo posible, que ya existe, que está aquí y se cuela entre las rendijas que abre con su fuerza al poder.

Otro mundo posible al que el poder teme tanto que apenas deja respirar, porque su triunfo, el de todas estas ideas y vivencias de que hay otras maneras de vivir, de que otro mundo es posible, harían desmoronarse como un castillo de naipes el poder de los que nos dominan y que mantienen, entre otras cosas, gracias a sus influyentes medios de comunicación.

No lo olvidemos. Por todo ello, hay muchas más razones pero no quisiera aburriros, la Asociación Pro Derechos Humanos otorga nuestro premio a la defensa de los derechos Humanos de este año, a la emisora ciudadana Radiópolis.

Os dejamos con el emocionante texto que leyó la periodista Consuelo Gutíerrez González, integrante de la Apdha Sevilla, momentos antes de entregarnos el pasado viernes, el premio a la Defensa de los Derechos Humanos a Radiopolis, del cual nos sentimos, muy orgullosos. 


            Desde hace varios años esta Asociación premia en nuestra fiesta, que coincide con la del aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos, a aquellas organizaciones que se han distinguido por la defensa de los derechos que dotan a las personas de una vida digna. 

 El premio se ha concedido en esta ocasión a la emisora “Radiópolis”. Y por si alguien tuviera duda de cuáles son los méritos de la misma o las razones que nos han inducido a otorgarlo, aquí van algunas:


            Es sabido que entre los derechos humanos se encuentran los de la libertad de expresión, de conciencia, el derecho a recibir una información veraz, o el derecho a la participación en la vida política y social de la comunidad. Con todos ellos cumple de manera sobrada esta emisora participativa creada hace más de 8 años y que ha sobrevivido, contra viento y marea, esto es, sin apenas ayuda y a veces con la oposición de los distintos poderes públicos a su misma existencia. Su capacidad de sobrevivir a la adversidad es ya un mérito, pero obviamente no es el único ni el mayor.

Entre sus valores fundamentales se encuentran el de dar cabida en sus espacios a una variadísima gama de asociaciones que representan a esa parte de la ciudadanía más abandonada por los llamados poderes públicos, y por los medios de comunicación tanto públicos como privados. Y no es mérito menor que lleven a cabo sus emisiones con una gran precariedad, sobriedad material que no merma su dignidad y que suple la escasez de medios con el derroche de solidaridad, y el trabajo voluntario de cuantos participan de esta hermosa tarea.

Cuando casi todos los medios de comunicación están en manos de grandes grupos empresariales, unidos a su vez a las principales fuerzas políticas cumpliendo el papel de voceros y propagandistas de los intereses de ambos, y dejando sólo pequeños espacios a su función primordial de servicio a la ciudadanía; cobra especial relevancia el papel de emisoras como Radiópolis que da voz, desde los propios ciudadanos, a sus intereses, sus preocupaciones y sus sueños de manera cotidiana, más allá de una noticia cuando se celebra el día de- y aquí pongan lo que quieran, los enfermos de parkinson, los sin techo, los presos…. Que conecta otras maneras de entender la cultura, el urbanismo o la economía, más allá del neoliberalismo oficial que se vende sin pudor como dogma y arrasa con todos y con todo, en beneficio de unos pocos.

De entender la economía digo, como formas posibles de organizar los bienes para que sirvan a la mayoría; de contar los problemas y los logros de los barrios olvidados, donde los medios convencionales llegan sólo para contar el suceso de la crónica policial, colocando a sus vecinos -por omisión- en la categoría de delincuentes, sin acercarse, más allá de la anécdota, a sus creaciones, sus anhelos y a la riqueza diaria de su vida. De mostrar la cultura viva de la calle como se entiende y se siente en la calle. En definitiva, otras maneras de ver y contar el mundo, otro mundo posible, que ya existe, que está aquí y se cuela entre las rendijas que abre con su fuerza al poder.

Otro mundo posible al que el poder teme tanto que apenas deja respirar, porque su triunfo, el de todas estas ideas y vivencias de que hay otras maneras de vivir, de que otro mundo es posible, harían desmoronarse como un castillo de naipes el poder de los que nos dominan y que mantienen, entre otras cosas, gracias a sus influyentes medios de comunicación.

No lo olvidemos. Por todo ello, hay muchas más razones pero no quisiera aburriros, la Asociación Pro Derechos Humanos otorga nuestro premio a la defensa de los derechos Humanos de este año, a la emisora ciudadana Radiópolis.

 

 

 

N-1 Facebook Google plus Twitter Boton RSS

 Radiopolis

 

democracynow

radio vallekas

urcm

remc

amarc-tourne

ptosparticipativos

 

hackandalus-logo

Acceso




Todos los derechos reservados, radiopolis.org, Diseño por Animationbull.

Licencia Creative Commons

Este obra está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.